¿Atraes a los mosquitos?

¿Te has fijado en que a unas personas les pican más los mosquitos que a otras? Al parecer influyen muchos factores a la hora de elegir sus rutinas, y se están realizando muchos estudios para determinar por qué alrededor de un 20% de la población es especialmente atractiva para los mosquitos. Veamos algunos:
  • Genética: se estima que los factores genéticos (especialmente, los relacionados con el metabolismo) influyen en un 85% en el hecho de tener más o menos posibilidades de que nos piquen, ya que nuestro metabolismo individual afecta a la cantidad de ciertas sustancias que segregamos por la piel.
  • Grupo sanguíneo: las personas con sangre del grupo O atraen más a los mosquitos que los que tienen otros grupos sanguíneos. En un estudio se llegó a la conclusión de que su preferido es el grupo O, seguido por el AB, el B, y, en último lugar, el A.
  • Respiración: los mosquitos pueden oler el dióxido de carbono que desprendemos cada vez que respiramos, por lo que detectan fácilmente a aquellas personas que exhalan más cantidad de dióxido de carbono (generalmente las de mayor tamaño, los adultos).
  • Temperatura corporal: estos insectos también son capaces de localizar las fuentes de calor, lo que convierte a las personas con mayor temperatura corporal en un blanco más fácil al que picar.
 
  • Embarazo: un pequeño estudio ha llegado a la conclusión de que las embarazadas atraen más a los mosquitos porque espiran más dióxido de carbono y porque tienen una mayor temperatura corporal.
  • Olor corporal: unas personas desprenden ciertos olores que son más apetecibles para los mosquitos mientras que el olor natural de otras parece que los alejan. No estamos hablando de higiene, sino de un componente genético que se cree que puede ser detectado por los mosquitos a través de nuestro olor personal.
  • Sudoración: se ha visto que el sudor acumulado tras muchas horas (como en el caso de sudar mucho al dormir) también atrae a los mosquitos. En este caso, podemos disminuir el riesgo de picaduras duchándonos antes de ir a dormir.
  • Beber alcohol: aunque aún se están investigando las causas, sabemos que tras la ingesta de alcohol (basta con tomarse un tercio de cerveza) somos más fáciles de localizar para los mosquitos.
  • Ropa: muchos especialistas coinciden en que los mosquitos se acercan más a los colores oscuros, de modo que recomiendan vestir en tonos claros o blancos.

 

Así pues, que seamos más o menos propensos a sufrir picaduras de mosquitos dependerá de cuánto y cómo esté influyendo de cada uno de estos factores, lo que hace que algunas personas acaben aburridas de tanto rascarse y otras apenas se enteren de que hay mosquitos cerca.
¿Y tú? ¿Atraes a los mosquitos? ¿O eres de los que no suelen sufrir muchas picaduras?

 

Saber más:
www.webmd.com
https://hipertextual.com
Autor: Gloria Aparici. Farmacéutica.

 

Valoración de nuestros lectores
[Total: 2 Promedio: 5]
Comparte esta entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.