Molestias estomacales

En estas fechas navideñas, nos encanta reunirnos con nuestros seres queridos y disfrutar de una buena comida con la mejor compañía. Sin embargo, hay veces en que comemos demasiado y luego el estómago nos pasa factura. Os contamos cómo evitar que esto suceda para que en estos días tan señalados os lo paséis de maravilla.

¿Digestión pesada o acidez?

Tras una comida copiosa, el aparato digestivo trabaja más de lo habitual, lo que en ocasiones deriva en molestias estomacales, siendo las más habituales las digestiones pesadas y el ardor de estómago.
La digestión pesada, también conocida como dispepsia, empacho o plenitud estomacal, es una sensación de malestar en la parte superior del abdomen. Suele causar sensación de saciedad o de hinchazón abdominal.
El ardor de estómago, acidez o pirosis, es la sensación de quemazón que se puede notar desde la boca del estómago y la parte central del pecho hasta la garganta. Suele producir sabor amargo en la boca o necesidad constante de aclarar la garganta.
Hay que tener en cuenta que casi todos hemos padecido dispepsia o pirosis alguna vez, por lo que no hay que alarmarse si esto nos sucede y sobre todo si está relacionado con los últimos alimentos ingeridos (comidas copiosas, alto contenido en grasas, muy condimentadas…). Los síntomas suelen desaparecer por sí mismos al cabo de varias horas y aunque lo ideal es prevenir el posible malestar, podemos tomar algún tratamiento puntual si ya tenemos molestias.

Evitar molestias estomacales

En primer lugar, lo ideal es prevenir el dolor de estómago tomando las siguientes precauciones en medida de lo posible:
  • Evitar comidas excesivas
  • Masticar bien cada bocado
  • Comer despacio y sin estrés
  • Evitar alimentos ricos en grasas, muy especiados, picantes…
  • Moderar el alcohol, bebidas carbonatadas, café…
  • Tomar alimentos cocinados a la plancha, al horno, al vapor… evitando sobretodo los fritos
  • Llevar ropa cómoda, que no sea muy ajustada
  • No agacharse ni acostarse después de comer
  • No hacer ejercicio intenso después de comer
Si sabemos que tenemos propensión o que inevitablemente no cumpliremos los puntos anteriores, podemos tomar un suplemento que nos dé un aporte extra de enzimas digestivos para reforzar nuestro aparato digestivo en el sobreesfuerzo al que le estamos sometiendo.

Cuando ya han aparecido las molestias estomacales, podemos aliviar los síntomas con ciertos medicamentos que se pueden tomar ocasionalmente y que no necesitan receta médica. Algunos actúan neutralizando los ácidos del estómago (los llamados antiácidos), otros reducen la secreción ácida en el estómago (se conocen como antisecretores), otros estimulan los músculos del tubo digestivo (procinéticos), etc. El farmacéutico nos aconsejará personalmente según cómo sean las molestias que suframos.
Si aun así los síntomas persisten, empeoran o el farmacéutico nos lo recomienda, deberíamos consultar con el médico para que determine si es necesario recurrir a otro tipo de tratamiento.
Fuentes:
Portalfarma
Autor: Gloria Aparici. Farmacéutica.
Valoración de nuestros lectores
[Total: 0 Promedio: 0]
Comparte esta entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.