Chupete: por qué les gusta tanto

El chupete es uno de los accesorios imprescindibles para los bebés: ellos lo buscan y nosotros notamos que les encanta. Sin embargo, una vez pasada la época de la retirada del chupete y ya no lo necesitan, tampoco añoran este objeto que tanta importancia ha tenido para ellos.

Instinto de succión

Todos los animales tenemos una serie de capacidades que nos ayudan a sobrevivir desde el momento de nacer: los comportamientos innatos, aquellos que realizamos sin necesidad de tener un aprendizaje previo. Por ejemplo, cuando se acaricia la mejilla del bebé, éste girará la cabeza en esa dirección y abrirá la boca en búsqueda de alimento (reflejo de búsqueda).
Otro ejemplo es el reflejo de succión: cuando algo se coloca entre sus labios, el bebé lo chupa y mueve la boca tratando de sorber. Este instinto ayuda al bebé a alimentarse mamando del pecho de su madre y se trata de un reflejo primitivo, es decir, un reflejo normal en los bebés pero que no se observa en niños mayores ni adultos. 

Necesidad de chupete

Cuando un bebé chupetea tiene una sensación placentera, que le reconforta y le da seguridad, ayudándole a conciliar el sueño y a reducir el dolor. Este hecho se conoce desde hace mucho, y ya en algunas obras de arte clásicas se observan objetos equivalentes a los chupetes de hoy en día: palos hechos de hueso, cuentas de madera o las más recientes, telas rellenas (de azúcar, pan, semillas…) y humedecidas (en agua, leche, miel…)…
El chupete moderno fue inventado por Christian W. Meinecke, un farmacéutico de Manhattan, que lo patentó en septiembre de 1900. Su idea consistía en una tetina de goma unida a un escudo redondo de marfil que evitaba que el bebé se tragara la tetina al succionar. Este invento fue evolucionando a lo largo del siglo XX: se incluyó una anilla para poder tirar del chupete, las tetinas de látex y silicona sustituyeron a las de goma, los escudos se fabricaron de plástico en lugar de marfil… 
Hoy en día tenemos una amplísima variedad de chupetes, ya que son diferentes según el material de la tetina, su forma, la edad del bebé, la forma del escudo, su color… Incluso los hay que incluyen un termómetro o sirven para administrar medicamentos.

 

Fuentes:
www.spapex.es
www.nytimes.com
Autor: Gloria Aparici. Farmacéutica.

 

Valoración de nuestros lectores
[Total: 1 Promedio: 4]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.