Distintos análisis de sangre

En medicina, una herramienta muy poderosa para poder conocer el estado de salud de una persona son los análisis de sangre, ya que los resultados nos dan una información muy útil para saber cómo evoluciona una enfermedad o si hay muchas probabilidades de padecer alguna patología.
En una muestra de sangre se pueden estudiar cientos de parámetros clínicos diferentes, de los que algunos son muy específicos y otros son sólo orientativos; unos son de interés para todas las personas y otros sólo son útiles en ciertas enfermedades; algunos son realmente difíciles de obtener y otros apenas necesitan recursos… El campo de los análisis sanguíneos es realmente amplio.

 

Para poder hacer cualquier tipo de análisis, el primer paso siempre será recoger una muestra para estudiarla. En la farmacia, podemos obtener dicha muestra de dos maneras diferentes: con una venopunción (pinchando en el brazo) o con una punción capilar (pinchando en el dedo). En ambos casos partimos de la misma sangre, pero la forma de tomar la muestra influye en la manera de analizarla y, por tanto, en los parámetros que se pueden obtener de ella.
Habitualmente, en los laboratorios de análisis clínicos trabajan con muestras obtenidas por venopunción, mediante diversas técnicas de química convencional, que requieren una mayor cantidad de muestra de sangre (unos mililitros), pero que permiten obtener ciertos datos que no se pueden conseguir por otros métodos.
En cambio, cuando se toma la muestra con un pinchacito en el dedo, se analiza la sangre con técnicas de química seca, que necesita bastante menos de un mililitro de muestra (suele bastar con 1 gota de sangre). Sólo se pueden hacer unas pocas determinaciones, pero son de las más utilizadas, como la prueba del azúcar (glucosa en sangre). 

Debido a su importancia en el medio hospitalario, muchos estudios comparan los valores obtenidos en los análisis realizados con muestras de sangre venosa y capilar, llegando a la conclusión de que no hay diferencias, al menos en los valores de colesterol, triglicéridos y glucosa (azúcar) en sangre. Esto es muy buena noticia, ya que nos dice que los análisis rápidos son fiables y dan unos resultados muy útiles a la hora de controlar los niveles de colesterol, triglicéridos o azúcar y detectar a tiempo si es conveniente consultar al médico.

 

Autor: Gloria Aparici. Farmacéutica.

 

Valoración de nuestros lectores
[Total: 1 Promedio: 4]
Comparte esta entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.