Tiempo de reflexión

Este 2020 está siendo un año inédito en muchos aspectos. No imaginábamos lo diferente que podría ser de cualquier otro año. Incluso las personas más mayores no salen de su asombro y toman su edad como referencia cuando nos dicen aquello de “¡Yo nunca había visto nada igual!

 

La pandemia por el coronavirus que produce CoVid19 ha causado un gran impacto socioeconómico, debido a las medidas que han debido tomarse para priorizar la salud de la población: el Gran Confinamiento (así lo describía el Fondo Monetario Internacional en el mes de abril) ha frenado la expansión del virus, pero también ha paralizado la economía y modificado nuestras costumbres.

 

Desde la farmacia hemos colaborado en todo cuanto ha estado a nuestra mano, convirtiéndonos en el principal centro sanitario al que acudir para informarse sobre cómo podría afectar el coronavirus en el estado de salud particular de cada uno. Además, a pesar de las dificultades debido al desabastecimiento generalizado, conseguimos material sanitario de protección como mascarillas, guantes o gel hidroalcohólico. Más tarde, colaboramos desinteresadamente con el reparto gratuito de mascarillas a los mayores de 65 años. Y en ningún momento hemos cejado en nuestra labor de educación sanitaria, recomendando medidas higiénicas para prevenir posibles contagios.

 

 

Después de eso, este año necesitamos más que nunca unos días de vacaciones, en los que aprovecharemos para reflexionar acerca de cómo podemos mejorar nuestra labor, replantearnos nuestra presencia online y buscar un nuevo enfoque al blog.

 

 

Autor: Gloria Aparici. Farmacéutica.

 

Valoración de nuestros lectores
[Total: 1 Promedio: 5]
Comparte esta entrada:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.