Prevenir el Covid19 cuidando la boca

Actualmente, la prevención es la mejor arma que tenemos para evitar contraer el Covid19: mantener una distancia de seguridad, utilizar correctamente mascarillas, lavarse frecuentemente las manos… Otra medida de prevención poco mencionada es la higiene bucal, a la que también es importante prestar atención.

 

Durante los primeros días de la infección, el virus SARS-CoV-2 se concentra especialmente en la nariz, boca, garganta y laringe, lo que le facilita su transmisión a través de las gotitas respiratorias, las gotas de Pflügge (procuramos no acercarnos unos a otros y utilizamos mascarillas para evitar estas gotitas). En otras palabras, la cavidad bucal es una vía de entrada y de mantenimiento del virus en nuestro cuerpo, por lo que mantener una correcta higiene bucal básica nos ayudará a reducir las posibilidades de contagiarnos o de contagiar a las personas que tenemos cerca.

 

 

 

Es aconsejable tomar ciertas precauciones con nuestro cepillo de dientes: nunca debemos compartirlo, ni tampoco es conveniente colocar los cepillos de todos los miembros de la familia en un mismo vaso. Para facilitar su secado y evitar la proliferación de microorganismos, se recomienda guardar el cepillo en posición vertical y con un capuchón agujereado. Se recomienda cambiar el cepillo de dientes frecuentemente (al menos cada 3 meses), especialmente, después de haber pasado por un proceso infeccioso.

 

Durante esta temporada, es preferible utilizar pastas de dientes y colutorios que contengan cloruro de cetilpiridinio (CPC, un compuesto que ha mostrado poder inactivar la envuelta lipídica del virus). De este modo, la pasta de dientes disminuirá la carga viral en la boca y hacer gargarismos con el colutorio ayudará a su expulsión.

 

Por último, pero no por ello menos importante, es necesario mantener una buena limpieza de la lengua. Se sabe que este coronavirus se une a ciertos receptores (los ECA2) que se encuentran en la lengua, por lo que se recomienda su limpieza mecánica, bien sea con el propio cepillo de dientes o (mejor aún) con un limpiador lingual.

 

Fuentes:
colegiohigienistasmadrid.org
sepa.es
conprueba.es
 
Autor: Gloria Aparici. Farmacéutica.

 

Valoración de nuestros lectores
[Total: 1 Promedio: 5]

 

Comparte esta entrada:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.