Utilidad del distanciamiento social

El CoVid19, la enfermedad provocada por el coronavirus SARS-CoV-2, es una infección de la que aún se desconocen muchísimos datos importantes. Al ser de reciente aparición, y a pesar de que la ciencia y la investigación se han volcado en su estudio, aún no se conoce un tratamiento específico. A las personas que han contraído la enfermedad se les da un tratamiento sintomático, es decir, que calma los síntomas. Este tratamiento varía desde la toma de paracetamol, en los casos más leves, hasta la ventilación mecánica, en casos graves.   
 
El no conocer una cura hace aún más importante la prevención: si no enfermamos, no necesitamos tratamiento. Suena muy simple, pero el gran problema del SARS-CoV-2 es que se transmite fácilmente entre personas a través del contacto y de gotículas respiratorias, por lo que para prevenir la enfermedad es necesario evitar el contacto cercano entre personas y mantener una higiene adecuada.
 
El método de prevención conocido como distanciamiento social busca evitar que un grupo de personas estén los suficientemente cerca como para que una enfermedad pueda propagarse entre ellas. En la siguiente animación se ve fácilmente la relación que existe entre la movilidad de las personas y el número de contagiados:
Cada bolita azul representa a una persona sana, las bolitas naranja simbolizan a personas enfermas y las de color rosa serían enfermos que ya se han recuperado (y ya no transmiten la enfermedad). Cuando una persona enferma entra en contacto con una sana, la contagia y la transforma en enferma. En el recuadro de arriba se ve qué ocurre si hacemos vida normal: la enfermedad se contagia rápidamente entre toda la población. El recuadro de abajo representa lo que estamos haciendo al evitar salir a la calle y practicar el distanciamiento social: la enfermedad se transmite mucho más lentamente y la curva se aplana.
 
 
La idea es que cuanto menos contacto entre personas haya, menos contagios se producirán y disminuirá el número de personas enfermas. Al haber menos enfermos, también es más difícil que se transmita la enfermedad, con lo que podremos relajar las medidas preventivas y seguir con nuestras rutinas habituales, que es nuestro objetivo: volver a hacer vida normal sin riesgo a contagiarnos fácilmente.
   
Fuentes:
Por qué brotes como el del coronavirus crecen exponencialmente y cómo ‘aplanar la curva’
Los futuros de la COVID-19 explicados con simulaciones
Autor: Gloria Aparici. Farmacéutica.
 
Valoración de nuestros lectores
[Total: 1 Promedio: 5]
 
Comparte esta entrada:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.